Cuidados rostro I

Mascarillas naturales para cuidar y embellecer tu rostro I

El corre corre del día, lo queramos o no, deja sus marcas en la piel; es en nuestro rostro donde se ve reflejado todo el cansancio acumulado.

La falta de sueño, el estrés, las iras pasajeras, todo ello se delata en forma de arrugas, manchas y líneas de expresión que nos restan juventud. Si en verdad queremos lucir un cutis joven y reluciente de vitalidad es hora entonces de empezar a poner de nuestra parte. Hay una gran variedad de mascarillas que podemos preparar en casa, las siguientes recetas caseras te ayudarán a devolverle el brillo perdido a tu rostro; no importa cuántos años tengas, siempre podrás irradiar juventud.

Muchos ingredientes naturales pueden convertirse en los mejores amigos de tu cara, solo es cuestión de que los sepas utilizar. Tu piel puede lucir maravillosa si dejas que la madre naturaleza restaure y corrija aquello que requiere de atención. Todos queremos lucir bellos, y por eso nos aplicamos un sinfín de productos cosméticos destinados para ese fin, no obstante, de acuerdo con https://www.bbc.com/, muchos de estos productos podrían obrar el efecto contrario al deseado. Según este portal, muchos de los jabones, champús y productos similares que empleamos cotidianamente contienen laurisulfato sódico, un detergente que puede propiciar serias irritaciones de la piel. Como no se trata de meterte miedo, vamos a presentarte las mascarillas más efectivas para que cuides y consientas aquella capa exterior que llamamos piel.

Antes de pasar a describir las diferentes preparaciones caseras, es bueno que sepas que hay diversas mascarillas que cumplen diversas funciones, según sea lo que estás buscando. Están las mascarillas de efecto tensor, que favorecen la circulación sanguínea y la nutrición celular; las mascarillas de efecto reafirmante, que reafirman los tejidos; las mascarillas exfoliantes, que eliminan células muertas y secreciones de la piel; las mascarillas hidratantes, que ayudan a prevenir y retardar la aparición de arrugas; las mascarillas estimulantes, que se encargan de nutrir los tejidos; las mascarillas de efecto aclarante, para eliminar manchas y pecas y las mascarillas renovadoras, encargadas de eliminar células muertas de la capa superficial y activar y acelerar la renovación celular. No todas las pieles son iguales, ten eso presente ya que el efecto de determinada mascarilla puede ser distinto en cada persona. Trata de invertir una hora de tu día al cuidado de tu rostro; antes de aplicar la mascarilla debes lavar bien tu cara y deshacerte del sudor y el polvo acumulados.


Mascarilla de efecto tensor

Toma una clara de huevo, ponle un poco de sal y mezcla con un tris de miel y una cucharadita de aceite de maíz. La mezcla que obtengas la vas a aplicar en la cara y cuello con pincel grueso, haciendo énfasis en las arrugas. Deja que actúe por 30 minutos para lograr los efectos tensores. Finaliza retirando la mezcla con agua fría.


Mascarilla de efecto reafirmante

Licúa una manzana y un trozo de pulpa de melón de casi el mismo tamaño y aplícala sobre tu rostro y cuello todos los días. Deja que la mascarilla actúe por espacio de 20 minutos.

Si te gusta el chocolate, puedo decirte que hoy es tu día de suerte. Mezcla en un bol una cucharada de miel y una cucharada de chocolate en polvo. Aplica la mezcla sobre tu rostro y espera por 30 minutos mientras hace efecto. Enjuaga con agua fría y luego aplica un hidratante.


Mascarillas exfoliantes

Mira que el azúcar no siempre es mala, al menos así lo demuestra esta mascarilla exfoliante. Vas a mezclar siete cucharadas de azúcar refinada con cinco cucharadas de aceite, ojalá de almendras. Vas a obtener una mezcla granulada y espesa; empieza a masajear de manera circular, recuerda que antes debes lavar tu rostro con agua tibia. Frota de manera homogénea y después báñate con agua caliente. Una vez hayas terminado tu baño aplica crema humectante, también puedes utilizar un algodón humedecido en leche. No te recomendamos este tratamiento más de dos veces al mes. Si tu piel es bastante sensible abstente de esta preparación.